Una ojeada a otros componentes en el Hip-Hop

Estos cuatro discos transcurren mayormente al margen de las vías comerciales y con elementos inusuales en el género. 


El MC Chester Watson. (Facebook)

El MC Chester Watson. (Facebook)

El hip-hop es muchas cosas; más que un género es una cultura. Más allá de temas de gansterismo y drogas, este género musical relata el día a día del rapero o rapera (o MC). Es esa voz que cuenta lo que ve de manera directa y sin ambages. En los últimos años raperos como Kendrick Lamar definitivamente han acaparado la mayor parte de la atención. Y no es para menos. Han habido muy buenas producciones en el género y la variedad cada vez aumenta.

Y amén de esa variedad es que podemos recomendar otros raperos que ciertamente ofrecen propuestas muy distintas a las que estamos acostumbrados a nivel comercial. Exponentes como J Dilla, Madlib y MF Doom encarnan ese absurdo nivel de creatividad en el género. Basta con escuchar el proyecto musical de éstos últimos dos, "Madvillainy", en donde los destellos de la producción de Madlib y la inusual estructura de los temas le han garantizado un lugar como uno de los mejores álbumes de Hip-Hop.

Llámale Hip-Hop experimental o alternativo, al final del día es Hip-Hop lo que escuchas. Así que permite que te atrapen los samples, el bombo y caja de los beats, y escucha a estos MC's desenvainar sus micrófonos.

 

Quazarz: Born on a Gangster Star/Quazarz vs. The Jealous Machines, de Shabazz Palaces

Ishmael Butler y Tendai "Baba" Maraire de Shabazz Palaces. (Facebook)

Ishmael Butler y Tendai "Baba" Maraire de Shabazz Palaces. (Facebook)

Este dúo conformado por Ishmael Butler (ex integrante de Digable Planets) y Tendai "Baba" Maraire lanzaron el pasado 21 de julio, un paquete de dos discos en aras de transportarte al rap galáctico que ofrecen. Los discos titulados "Quazarz: Born on a Gangster Star" y  "Quazarz vs. The Jealous Machines" te invitan a que conozcas la historia de Quazarz, el personaje principal de esta saga que ha sido enviado para explorar el planeta "Amurderca". Desde que te adentras a la travesía en el tema 'Since C.A.Y.A.' puedes palpar esa vibra cósmica. Luego en 'Cats Claw', nuestro personaje principal examina y critica la sociedad obsesiva con la tecnología: "I can't waste my time with you/You can't see the sky, it's blue/You can't wash the clown off you/Can't you see the crown got jewels?". En "Quazarz vs. The Jealous Machines", conocemos más elementos de la historia intergaláctica de Shabazz Palaces. La temática y la producción de este álbum simplemente le hacen un proyecto imposible de ignorar.

 

Past Cloaks, de Chester Watson

Carátula de Past Cloaks (Facebook). 

Carátula de Past Cloaks (Facebook). 

¿Cómo empezar con este álbum? El estilo de Watson es similar a MF Doom: monótono y con el constante malabar de palabras. El rapero de 17 años también te sitúa en el espacio que procede a relatar. En el tema 'Dead Albatross', Watson rapea: I don't really love but I laugh a lot/Camelots looking like a broke down Basquiat replica/Everyone left the building except for us/Get stoned and see the world in shades of sepia". Con la voz como si ya estuviera bajo los efectos de la marihuana, dibuja un panorama rodeado por el centelleo de las drogas y otras sustancias en el tema 'Purple Leaves'. Al inicio del tema, relata lo que alguna vez su madre le increpó sobre el constante humo ingerido por Watson: "Mom's pissed as she said she's sick of me piffin'/She said whoever sold it to me must've been slippin'/So I told her that's the way they make a living/Mellowing them out and medicating the children". En "Monotone Samurai', da la impresión que Watson realiza un recorrido introspectivo de su propio estilo y su lugar en el Hip-Hop. "Past Cloaks" tiene mucha referencia al mundo de Watson y cómo lo ve bajo el crisol de la marihuana, pero si algo está claro es que su liricismo es capaz de alcanzar niveles impensables.

 

May God Bless your Hustle, de MIKE

Carátula de May God Bless your Hustle (Bandcamp).

Carátula de May God Bless your Hustle (Bandcamp).

El guiño que hace esta producción a los cortes de soul se entrelaza en armonía constante con las rimas de MIKE. Este rapero neoyorquino utiliza su álbum "May God bless your hustle", para proyectar sus rimas incisivas en torno a problemas sociales que permean tales como la depresión y la pobreza. En numerosas ocasiones en el disco, MIKE fluye y se apodera de los beats a medida que va avanzando, especialmente en 'Forever and Flight'. Para el corpulento rapero lo central son sus vivencias. El medio, en este caso el rap, es solo un vehículo para poder contar su historia: "It ain't really 'bout the lyrics or the wordplay/Boy this somethin' for my spirit and my worst days, nigga". Y es que este disco se sirve de un medio expresivo que tuvo su génesis en precisamente la expresión de las condiciones de pobreza imperantes en los barrios de Nueva York. "May God Bless your Hustle" es una oda a la esencialidad de esa expresión.

Flower Boy, de Tyler the Creator

Carátula de Flower Boy (Facebook).

Carátula de Flower Boy (Facebook).

Desde su carátula, "Flower Boy", es un disco sumamente colorido y repleto del imaginario de Tyler. De todos en esta lista, quizás Tyler sea el que más éxito a nivel comercial haya alcanzado. En este álbum, uno de los tópicos en los que invierte sus rimas es en la soledad. En el tema de dos partes "9/11/Mr. Lonely", mientras intercala entre los beats, Tyler revienta a pedir que de vez en cuando le den un toque para aminorar la soledad que el dinero y las cosas materiales no pueden remediar. "Ask me how I'm really doin'/So I never have to press that 911", concluye sombríamente. Mientras tanto en 'Pothole', una colaboración con Jaden Smith, Tyler evalúa los temas de las amistades y la fama. "Flower Boy" engalana como un disco centrado en temas asociados a la adultez y a la fama artística, con unas pistas que a la vez proveen para la atmósfera reflexiva.

Por: Sadot Santana Miranda